¿Estás en Córdoba? Visita la Cuesta del Bailío

| 29 noviembre, 2012 | 0 Comments

Muchos son los rincones por los que merece la pena perderse cuando se está visitando Córdoba. No obstante, entre todos ellos hay uno que, sin duda alguna, se convierte en parada obligatoria pues cuenta con una magia especial: la Cuesta del Bailío.

Historia es la que se respira en este espacio y es que a lo largo de los siglos ejerció como vía de comunicación entre lo que era la parte baja de la urbe, también conocida como Axerquía, y la parte más alta, llamada Medina. Un enclave así fundamental en Córdoba durante mucho tiempo que hoy es conocido ante todo por la estampa de escalinata.

Treinta y tres son concretamente los escalones que dan forma a esta citada cuesta, entre la calle Martorell y la calle Alfaros, donde pueden admirarse distintos elementos artísticos de gran valor como es el conjunto de sus diversos dibujos.

Nada más subirlos, el visitante tendrá ante sí la fuente que la simboliza y tras de ella la Casa del Bailío, una vivienda de tipo palaciego que perteneció a la insigne familia de los Fernández de Córdoba y que parece ser se puso en pie entorno al siglo XVI. La arquitectura renacentista que la define es además un magnífico ejemplo del mejor arte cordobés de aquel momento.

Pero hay que continuar paseando por la parte alta de la cuesta que nos ocupa pues eso nos permitirá conocer uno de los rincones que más identifican a esta ciudad cordobesa: la Plaza del Cristo de los Faroles, también llamada Plaza de Capuchinos, que tiene como corazón el monumento erigido entorno a dicha figura religiosa.

Category: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.